miércoles, 3 de octubre de 2012

LA COLUMNA CON ROÑA: No te juntes con ésta chusma








Jorge “Locomotora” Castro.
Ex campeón mundial de boxeo, Escritor, fiestero, bostero , peronista y odia a Marcelo Bonelli. 


El magnetismo que tiene el chavo del 8 para con mí persona es extraordinario.  Puede que a muchos les pase o no. A los que no, los disculpó, pero sepan que como el tango o el peronismo, siempre va a estar ahí para esperarlos.
En fin hablaba del Chavo, la creación del maravilloso Roberto Gómez Bolaños.  Sería redundante describir los personajes, los gags infinitamente repetidos (y que no me canso de ver), las condiciones  psicológicas de las cuales no sé una mierda y no me interesan.
Por eso es que quiero ir a la cuestión sin tanto pelotudeo. Porque como ustedes sabrán, odio a los pseudo intelectuales que se florean para decir. Decir carajo señores, la vida es una lucha y tal como lo dijo Carlitos Marx ,que se equivocó en su visión teleológica de la historia, pero no aquí: “Los filósofos se han limitado a interpretar el mundo de distintos modos; de lo que se trata es de transformarlo”.
 Por lo tanto quiero decirles, intuirlos y por sobre todo manipularlos hacía mi propio razonamiento: Doña Florinda es sin duda la representación de la clase media argentina, más precisamente, su latiguillo: “No te juntes con ésta chusma”  es el logos, el discurso y el modus operandi de ésta parte de la sociedad que se manifiesta el día de hoy como cacerolelos y demás yerbas.  En el maravilloso gag  en el cual Quico (Federico cuando la doña se enoja) golpea  a Don Ramón, la fractura estamental y clasista comienza su rueda. Si bien comparten comunidad, una vecindad y  recursos como el agua o la soga para colgar la ropa el grito clasista “No te juntes con esta a chusma” es un desgarrador grito de advertencia a convertirse en la chusma. Por eso, para eso hay que diferenciarse, hay que proveerse una identidad más compleja, más elevada.  Ellos son la barbarie señores. Gracias  Sarmiento maestro inmortal por darnos a conocer la verdad innata y fundamental de que no somos eso. Civilización Y Barbarie que siempre volverá. Es por eso tal vez que escondan o disfracen sus  consumos culturales más íntimos como la cumbia  o ver a Tinelli. No sé. No sé una mierda cuál es el dispositivo y el mecanismo por el cual sucede esto. Pero la escena del chavo es por lo menos descriptiva de la clase media. Será media por el consumo cultural de medios y medias que conforman un sentido y un homologado discurso. Ni en pedo lo podríamos saber, toda conjetura serían patrañas.  No me hinchen las pelotas.
Lo cierto o no según le parezca, es que la diferenciación con las chusma se hace inclusive en el momento y contexto histórico en el cual los medias han quedado al ciertamente en la mismo lugar que los don ramones, chavos y chilindrinas respecto a los medios de producción. Estábamos cagados medias, en el fondo del mar. Trueques, patacones y 5 presidentes en una semana. La vecindad no estaba en orden y junto a los ramones, chavos y chilindrinas, es decir a los negros de mierda tuvimos que salir a la calle. Salimos y eso fue el 2001. Nada más, nada menos.  Solo compartimos la vecindad, pero ustedes son los otros. Los negros de mierda.
Me chupa bien un huevo, perdonen las damas, los análisis concienzudos acerca de la gesta revolucionaría y posibilidades que tuvo ese movimiento.  Además ya es vox populi: La clase media salió sólo porque Quico no podía cambiar ese año el traje de marinerito y porque el señor Jirafales que le daba murra a su madre no podía comprarle la pelota cuadrada que él tanto adoraba.  Por eso y nada más. La pelota cuadrada, el Iphone, la mierda que usted quiera, el objeto no importa.
Aún así no hay que juntarse con la chusma. No. Hay que resguardar las diferencias, el racismo y el canallesco pensamiento de sostener que de algún otro modo somos superiores, distintos aunque el señor barriga, metáfora de los organismos multilaterales de crédito, nos cobre la renta a todos.
Por esa frase magnifica es que no me veo sorprendido por los alcances que puede tener las manifestaciones en contra del gobierno.  Desde la derecha más acérrima hasta el trotskismo siempre a  contramano, puro y sin ansiedad de poder.  No  te juntes con esa chusma.
Imaginen ustedes, si en la misma vecindad, compartiendo las mismas penurias, era necesario evitar a don ramones. Cuánto más, Doña Florinda caceroLELA  va  a despreciar y a cuidar su posición de clase cuando haya podido salir un poquito de la vecindad. Cuánto más gritará ¡No te juntes con ésta chusma!
Por lo expuesto, a modo de reflexión les digo simplemente que se metan las cacerolas bien en el orto, porque la chusma llegó hace rato y todo un palo ya lo ve. 






   


     


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada