viernes, 7 de mayo de 2010

Una tragedia griega


(Obra del estudiante de TEA Mariano Ruiz)

En la estructura de la tragedia, como género literario, el éxodo es su parte final, allí el héroe reconoce sus falencias, es castigado y aparece la enseñanza moral. En ésta tragedia económica griega ha comenzado recién el primer acto, y sólo se puede pronosticar malos augurios.
Corridas bancarias, fuga de capitales, inflación de precios. Manifestaciones y muertos en enfrentamientos. Podría ser una descripción sintética de la crisis del 2001 en Argentina, pero hoy el modelo neoliberal sacude a Grecia, y se está resquebrajando.
Las recetas del FMI también parecen un cuento conocido, anuncian un salvataje de aproximadamente 120 mil millones de euros, a condición de “achicar el gasto público”, que en palabras simple es el recorte de jubilaciones, salarios y todo los servicios a la población más vulnerable. Cómo no recordar aquél “Blindaje” del que Fernando De la Rua decía sonriente: “Qué lindo es dar buenas noticias”. Cómo no recordar sus consecuencias.
Pero ni Sófocles, Esquilo ni Eurípides podrían haber escrito tamaña tragedia, porque la crisis helénica se está extendiendo hacía países centrales europeos como Alemania, Francia y otros con sus economías en un declive permanente: España y Portugal. Todos los miembros de la Unión Europea sienten que su piso se está moviendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada